Protección en equipos para Gamer

México tiene una red eléctrica pésima demasiado variable. Tiene bajones y subidones de corriente a cada rato y nuestros equipos, que con tanto esfuerzo hemos comprado, sufren todos estos estragos directamente, lo que provoca daños graves en nuestras computadoras, a veces irreversibles y muy costosos.

Los reguladores de voltaje son bastante económicos en nuestro mercado, sin embargo tienen una desventaja: al irse el suministro que llega a nuestro hogar nuestros equipos se apagan instantáneamente, lo que ocasiona que perdamos el trabajo que no está guardado y puede ocasionar otros daños en nuestros equipos, sobre todo en nuestros discos duros y consigo puede llevarse nuestra inversión completa. Para tener un flujo de energía ininterrumpida existen los UPS (Uninterrupted Power System), que en español significa Sistema de Potencia Ininterrumpida, es un dispositivo que gracias a sus baterías, puede proporcionar energía eléctrica tras un apagón a todos los dispositivos que tenga conectados.

Ahora: comprar una fuente de respaldo para nuestro PC es fácil, pero hay cosas que debes saber.

Tomar en cuenta la potencia de la fuente

Vamos al grano: tu fuente tiene una fuente de poder que es la que transforma la corriente de entrada (Corriente Alterna) a una corriente de salida (Corriente Directa) que puede ser utilizada sin ningún problema en nuestros equipos electrónicos.

No hay que entrar mucho en detalle sobre esto, pero sólo para que entiendan: hay dos tipos de corrientes, la Alterna y la Directa. La alterna es como sale de nuestro toma corriente y la directa o continua es la que recorre nuestro circuito interno. La fuente de poder hace esta conversión.

Cuando compramos nuestra fuente de poder nos las venden por su potencia (los Watts). Esta es la base de todo lo que necesitamos para comprar bien nuestro nuevo UPS. Esta potencia será la máxima que podrá suplir nuestra fuente dentro de nuestra máquina. Pasa algo: los UPS los venden en V.A. (Volts-Amperes).

La potencia en Watts es la potencia real consumida por el equipo. Se denomina Volts-Amperes a la “potencia aparente” del equipo, y es el producto de la tensión aplicada y la corriente que por él circula.

Para calcular cuantos Watts representan un VA existe algo llamado “Factor de Potencia” y es expresada por un número (ejemplo: 0.7) ó por un porcentaje (ejemplo: 70%). El Factor de Potencia normal de un equipo de cómputo es entre 60% y 70%.

Esto quiere decir que para un UPS de 1000 VA en realidad esperamos conectar (completamente) una fuente de poder de 600W, no más de eso. Si le conectamos una fuente de 700W completamente conectada puede que funcione, pero no esperemos tenerla funcionando más de un par de segundos.